Abate Toluca rezago educativo con diversas acciones.

Gracias a la sinergia en materia educativa entre los gobiernos federal, estatal y municipal, a través de los Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM), 109 mujeres y hombres de la capital mexiquense recibieron su certificado de Preparatoria Abierta, con lo que la administración de Fernando Zamora da un paso más para abatir el rezago educativo en Toluca y se eleva la calidad de vida para las familias toluqueñas.

 

“La Preparatoria Abierta fue una experiencia inolvidable; nunca es tarde para estudiar, y mis hijos y mi esposa fueron mi motor para alcanzar esta meta; cuando fui estudiante y estaba en la prepa tradicional fui un desastre, pero, al pasar el tiempo, maduré y ahora quiero estudiar una licenciatura en derecho, agradezco esta oportunidad que se abrió para nosotros”, comentó Enrique Arriaga Ávila, de 49 años de edad, egresado de dicho programa.

 

El alcalde de Toluca, Fernando Zamora Morales, con su vocación de profesor, impulsa estrategias, acciones y programas para abatir el rezago educativo en el municipio, además de sumarse de manera decidida a las acciones en la materia encabezadas por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto; el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, e instituciones educativas como el SEIEM y el INEA, para que más toluqueñas y toluqueños tengan la oportunidad de concluir sus estudios.

 

Ejemplo de ello son los 109 certificados de preparatoria que se suman a los 10 mil de primaria y secundaria que se entregarán en próximos días en el municipio. Cabe resaltar que para  la administración 2016-2018, cada nuevo logro de los estudiantes es motivo para que “Toluca se vista de fiesta”, por lo que  entregó obsequios para cada uno de los beneficiados y se partió un pastel en el Palacio Municipal para que celebraran la graduación con sus familias.

 

Los egresados de la Preparatoria Abierta son ejemplo para la población y para los integrantes de sus familias, como Gerardo Herrera Zepeda, de 19 años, quien  entre lágrimas de alegría, comentó: “Mi papá poco a poco nos va a alcanzar a mi hermano y a mí, desde chiquitos veíamos que él se esforzaba mucho y me gusta ver que mi papá se puede superar, estoy muy orgulloso de él”.