Declara congreso mexiquense a la Charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial del Edoméx.

La 59 Legislatura estatal declaró, por unanimidad, al Deporte de la Charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de México y al 14 de septiembre como el Día del Charro Mexiquense, toda vez que se trata de una práctica que muestra parte del pasado de nuestra identidad, que representa un vínculo histórico entre las generaciones y que se encuentra en auge, indicó el diputado Rafael Osornio Sánchez (PRI), autor de la iniciativa.

 

En sesión correspondiente al Cuarto Periodo Ordinario, presidido por la diputada Martha Angélica Bernardino Rojas (PRD), señaló que este reconocimiento legal y público al Deporte de la Charrería en nuestra entidad, al igual que ya se hizo en otros 17 estados del país, contribuirá a que la UNESCO lo declare Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad, así como a dar continuidad a la riqueza de tradiciones básicas de la idiosincrasia del mexicano.

 

El decreto, dispensado del trámite de dictamen, declara de interés público y social el respeto, fomento, conservación, promoción, patrocinio y salvaguarda del deporte de la charrería, que, agregó el legislador, “crea en nuestros hijos un estilo de vida que les forma el carácter, les exige entrega, responsabilidad, respeto a los animales y disciplina, además de que modela su personalidad y les otorga una sólida identidad como mexicanos”.

 

En presencia de Miguel Ángel Pascual Islas y Arturo Marín Alcántara, presidente y secretario general del Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Charrería, respectivamente, además de charros, escaramuzas y damas charras de la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de México y de asociaciones de charros de municipios mexiquenses, relató que, como patrimonio cultural inmaterial de México, la charrería tiene sus antecedentes a mediados del siglo XVI.