Pagina web

La paz religiosa existe gracias a la tolerancia de creencias distintas: Juan Zepeda

Juan Zepeda, candidato al Senado por la coalición “Por México al Frente”, exhortó a reflexionar y no cometer el error de elegir a quienes quieren imponer ideas o creencias que abran el paso a la intolerancia religiosa, por lo que se comprometió a que trabajará desde el senado por mantener separada la iglesia y la política en el país según lo marca la constitución.

 

Al encabezar un evento en la Alameda Central de la Capital mexiquense, planteó que la paz religiosa se sostiene con la tolerancia de creencias distintas, y con la separación entre el poder político y religioso; el candidato llamó a los mexicanos a no caer en la intolerancia y a reconocer a México como un país plural con base en el respeto de la libertad de pensamiento, creencia de cada persona y profesión religiosa manteniendo la convivencia pacífica de las religiones.

 
El candidato representante del PAN, PRD y MC en el Estado de México, dejo claro que nuestro país ha superado los conflictos religiosos y la separación de estos con los temas del Estado, donde recordó que la paz religiosa se consiguió a un alto costo humano después de dos guerras, la de reforma y la cristera. Aunado a lo dicho, Zepeda expuso que la Constitución estipula en su artículo 130, que la iglesia y el Estado deben permanecer separados; además de que se estipula como régimen político la República representativa, democrática, laica y popular en el artículo 24 constitucional que establece:

 
“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”.

 

En contexto, Juan Zepeda expresó a la ciudadanía el miedo que le provoca el discurso de confrontación y de intolerancia que se ha estado promoviendo en el país, por el que aseguró que hay quienes en el afán de conquistar el poder presidencial se están aprovechando los sentimientos religiosos para conseguir votos, cometiendo un grave error, ya que aseguró, incitan los fervores religiosos que luego son muy difíciles de frenar.