Procuraduría mexiquense detiene a banda relacionada con 14 homicidios.

Agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), detuvieron a ocho individuos, quienes presuntamente son integrantes de una célula delictiva con orígenes en el estado de Jalisco, y a quienes se les investiga por su probable responsabilidad en el homicidio de al menos 14 personas en varios municipios de la entidad mexiquense.

En conferencia de prensa, Alejandro Gómez Sánchez, titular de la Procuraduría mexiquense informó que estos ocho sujetos fueron detenidos el pasado 18 de agosto, mediante un operativo realizado en el municipio de Melchor Ocampo, en donde Agentes de Investigación de la PGJEM tuvieron un enfrentamiento con los probables responsables.

“Quiero señalar que este enfrentamiento ha sido uno de los más violentos en los que ha participado personal de esta Procuraduría en los últimos años y, por ello, hago un reconocimiento a  mis compañeras y compañeros de la Policía de Investigación y del Ministerio Público, por su valor y entereza ante las circunstancias, pues arriesgaron la vida por la ciudadanía, incluso, algunos de ellos, en condiciones de desventaja por las circunstancias del lugar en que se dieron los hechos, toda vez que los agresores se pertrecharon en habitaciones de un inmueble de difícil acceso, desde donde efectuaron múltiples disparos de armas de fuego en contra de los elementos de esta Institución”, explicó Gómez Sánchez.

El Procurador estatal indicó que la investigación que originó el operativo en el cual fueron detenidas estas ocho personas, inició hacia finales del año pasado, derivado de diversos homicidios registrados en los municipios de Tultitlán, Zumpango, Atizapán, Coyotepec, Nezahualcóyotl, y otros más del Valle de México.

“Tras las investigaciones de campo, gabinete e inteligencia, que se realizaron sobre este grupo criminal, fue posible acreditar la participación de los detenidos en al menos 14 homicidios, ya que estos individuos pretendían asentarse en los municipios que he señalado, donde su objetivo era apoderarse del negocio de la venta de droga, así como de la extorsión a comerciantes, y el homicidio de vendedores de droga o pertenecientes a grupos antagónicos, así como delincuentes independientes que operaban en el área”, dijo el titular de la PGJEM.

Con la información recabada, fue solicitado un cateo en el domicilio utilizado por estos individuos como casa de seguridad, en el municipio de Melchor Ocampo, cuyo objetivo era detener a los integrantes del grupo delictivo, cuando se encontraran reunidos en el inmueble; este cateo, fue autorizado por un Juez de Control Especializado en Cateos y Órdenes de Aprehensión en línea, del Distrito Judicial de Cuautitlán, y realizado la tarde del 18 de agosto pasado.

Para realizar el cateo, los Agentes de Investigación fueron reforzados con elementos del Grupo Táctico de esta Procuraduría, y posteriormente por la policía municipal de Melchor Ocampo, elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, del Ejército Mexicano, de la Armada de México, así como de la Policía Federal, quienes dieron seguridad perimetral en la zona de operación.

Al llegar al lugar, los elementos de esta Institución fueron recibidos con disparos de armas de fuego por lo que se inició un enfrentamiento, mismo que se prolongó por más de 30 minutos, pero derivado de la superioridad en armamento, municiones y personal, los detenidos se rindieron, y tras ser asegurados fueron trasladados a las instalaciones de la Fiscalía Regional de Tlalnepantla.

En el interior de la casa de seguridad fueron localizados los siguientes artículos:

•           5 armas cortas, tipo escuadra, y un fusil AK-47, de los conocidos como cuerno de chivo, con cargador para 50 tiros.

•           10 equipos telefónicos

•           2 chalecos antibalas

•           6 lámparas metálicas, de las utilizadas por la policía

•           2 camisolas con insignias de la Policía Federal

•           2 plantas de marihuana, que estaban en el techo

•           Además, en la zona fueron localizados más de 190 cartuchos percutidos, producto del enfrentamiento.

“Es preciso referir, que dos de las armas encontradas en el inmueble, y las cuales fueron utilizadas por los presuntos delincuentes para enfrentar al personal de esta Institución, fueron robadas a la Policía Municipal de Nezahualcóyotl el 18 de febrero pasado, cuando varios hombres ingresaron a las instalaciones de la corporación, en la colonia El Sol, de donde sustrajeron el armamento”, explicó Gómez Sánchez.