DEBEN PARTIDOS POLÍTICOS EJERCER CON ÉTICA: IEEM

Dando continuidad a la Serie de Partidos políticos y su compromiso con la democracia, Javier Rivera Escalona, Representante Propietario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), destacó que la ética es un principio fundamental bajo el cual la ciudadanía, las instituciones y sobre todo los partidos políticos tienen que conducirse, se trata del ejercicio del poder y cómo se comportan ante ello.

Durante su participación en el programa del órgano electoral Detrás de tu voto, el representante del PRD al hablar sobre “Ética y Partidos Políticos”, mencionó que es importante conducirse con transparencia ante la ciudadanía, razón por la cual desde el 2014 generaron un Protocolo para la Prevención, Legalidad y Ética Política que ayuda a regirse bajo tres ejes que se presentan en su plataforma política.

De tal forma que explicó que el primero es la presentación patrimonial, evaluación sistemática y permanente; la segunda es declaración de impuestos y, la tercera, es la declaración de intereses, que refiere a evitar favoritismos y preferencias sobre alguien en particular.

Rivera Escalona aseguró que para fomentar la cultura política y democrática es indispensable hacer uso de las tres R que hacen referencia a: replanteamiento, en donde se le pueda dar un nuevo curso al partido; repensar, hacia dónde se quiere llegar y reconectar con la ciudadanía, que se trata de ejercer con responsabilidad y hacer un contrapeso para generar un nuevo ente político rumbo al 2021.

A su vez añadió que otro aspecto importante para tomar en cuenta es que tienen instancias de justicia intrapartidaria que ayudan a resolver conflictos internos, sanar actuaciones y mantener la línea ideológica del partido.

Adelantó que, en el caso del PRD, se harán nuevos cambios en donde todos los dirigentes del PRD conformarán un Órgano Colegiado, el cual buscará preponderar que los recursos públicos se destinen a una formación política más eficaz para los representantes populares y los dirigentes del partido y con ello ser congruente con la ideología del partido e incluso con las promesas de campaña.