Pagina web

Edil de Huixquilucan exige a CONAGUA atención por desbordamiento de río.

El presidente municipal de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar, hizo un llamado a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para que de manera conjunta se atienda y de solución al problema derivado por las fuertes lluvias que se registraron la noche del lunes que provocaron inundaciones por el desbordamiento del río La Coyotera.

Tras realizar un recorrió por las zonas afectadas, el Alcalde reiteró a los vecinos que sufrieron algún daño en sus viviendas, que cuentan con todo el apoyo de su  gobierno, al tiempo que destacó que se encuentra listo un albergue para que sea utilizado en caso de que sea requerido.

Acompañado por los integrantes de su gabinete, Vargas del Villar, destacó que la zona afectada de Interlomas es de competencia Federal, resultado de una concesión que tiene más de 20 años, la que permitió el embovedamiento del río de La Coyotera con un tubo de 1.80 metros de diámetro, mismo que no tuvo la capacidad para desfogar el agua que bajo de Cuajimalpa, la noche de lunes.

«La situación que priva en los conjuntos Palma Crown y Scala es que la construcción de estos residenciales, impidió  el paso natural del río, es por eso que se registró la inundación que afecto 15 domicilios en la parte del estacionamiento «, agregó.

El Presidente Municipal, también recorrió las comunidades de San Fernando y El Olivo para inspeccionar los estragos de la contingencia y ofreció un  apoyo económico por 260 mil pesos para 16 familias damnificadas.

En las labores de limpieza trabajan cuadrillas del Sistema de Aguas de Huixquilucan, Comisión de Agua del Estado de México y CONAGUA, quienes retiran el lodo que aún se encuentra en el interior de algunos domicilios y desazolve del río La Coyotera.

Desde el inicio de la administración que encabeza el presidente municipal  Enrique Vargas del Villar, el  río de La Coyotera, ha sido sometido a extenuantes jornadas de limpieza, que ha permitido el retiro de miles de metros cúbicos de azolve, que con su acumulación provocan un dique en algunas zonas del cauce.

El Edil reitero, que la CONAGUA debe asumir su responsabilidad, toda vez  que se permitieron asentamientos humanos en la márgenes del río.