Pagina web

EMPRESARIOS MEXIQUENSES ADVIERTEN QUE LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA TARDARÁ AL MENOS 3 AÑOS

Tras el anuncio del INEGI sobre la caída de producción industrial hasta en 25 por ciento, derivado de la pandemia ocasionada por el Covid 19, la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) anunció que la recuperación de la producción en este sector tardará al menos tres años para alcanzar el nivel de mayo del 2018.

De acuerdo con el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) se registró una  caída real de 25.1 por ciento en abril con respecto a marzo, pues la emergencia sanitaria obligó a que todas las empresas no esenciales pararan operaciones.

Francisco Cuevas Dobarganes, director general de la agrupación mencionó que es conveniente recordar que este indicador muestra la diferencia de abril con respecto a marzo, mes que ya registraba una caída muy importante con respecto a febrero que fue de alrededor de 4 puntos porcentuales.

“Afortunadamente más del 50 por ciento de las industrias son esenciales o proveedoras de estas y por lo tanto, pudieron seguir trabajando total o parcialmente, ello ayudó a que el desplome no fuera mayor”, apuntó el líder empresarial.

También es importante resaltar que la actividad industrial en el país, desde junio del 2018 ya mostraba una clara tendencia a la baja, ocasionada por la sobrevaloración del peso con respeto al dólar y a la entrada de mercancías de manera ilegal por las aduanas.

Cuevas precisó que las ramas textil y automotriz tuvieron bajas en abril de más del 80 por ciento, ya que fueron consideradas por las autoridades de salud dentro del rubro de empresas no esenciales, ello se vio agravado porque los primeros gastos que recortaron las familias por la crisis fueron, además de viajes, restaurantes y entretenimiento, fueron la ropa y los autos.

“Pensamos que para mayo, algunas ramas de la economía seguirán cayendo de manera   moderada, toda vez que para abril ya se encontraban en niveles mínimos. A partir de junio, comenzará una recuperación marginal, ya que las ramas: automotriz, construcción y minería ya fueron consideradas como esenciales para poder incorporarse a las cadenas productivas de los Estados Unidos”, indicó.