Pagina web

Exhorta IMSS a extremar cuidados para evitar accidentes en vacaciones.

La delegación del IMSS zona poniente, advirtió que en esta temporada vacacional, se presenta un incremento en las consultas en los servicios de urgencias, ocasionados principalmente por accidentes en el hogar, las cuales van desde un ligero raspón hasta lesiones graves que requieren la atención de un especialista.

Rodolfo Hernández Ruíz, adscrito a la Unidad de Medicina Familiar 61 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente, exhortó a los padres de familia a supervisar las actividades de los menores con el propósito de prevenir accidentes, que ocurren con mayor frecuencia en niños de entre cinco y doce años de edad, que regularmente permanecen en el hogar.

“Los niños son los más propensos a sufrir accidentes en el hogar, pues en la búsqueda del conocimiento de su entorno a través del tacto y gusto llegan a manipular objetos punzocortantes o ingerir químicos, tóxicos o manipular flamables”, manifestó.

El doctor Hernández Ruíz mencionó que las sustancias tóxicas o corrosivas deben mantenerse fuera de su alcance o bajo llave, además evite colocarlas en frascos o envases de productos consumibles o envases de refrescos, para evitar confusión. Necesario colocarles nombre y un logotipo que ejemplifique el peligro.

Otro factor de riesgo son las salidas y entradas de energía eléctrica (contactos, apagadores, cajas de fusibles,) los cuales se deben mantener cerradas con protectores especiales o candados.

De acuerdo con el médico del IMSS Poniente, las zonas de mayor incidencia de accidentes en el hogar son: la cocina, el baño y la sala, por las quemaduras, intoxicaciones o caídas ocasionadas por el juego. Los accidentes en estos espacios  llegan a producir lesiones en extremidades, cuello y columna vertebral, las cuales en muchos casos traen consigo daños a largo plazo.

Debido a esto, es recomendable que en estas vacaciones, los padres se mantengan supervisión constante a las actividades que realicen los pequeños, eviten que se acerquen a áreas riesgosas como baños y cocina, proporcionándoles actividades recreativas que los mantengan entretenidos sanamente.