Pagina web

INVITA SECRETARÍA DE SEGURIDAD A DONAR LIBROS A RECLUSAS EN PENALES MEXIQUENSES Y APOYAR SU CRECIMIENTO PARA UNA REINSERCIÓN SOCIAL EXITOSA

La lectura fomenta la imaginación, favorece el conocimiento y el crecimiento personal, por ello, el Gobierno estatal inició el programa «Ser libre con los libros», el cual, a través de donaciones, pretende conformar al menos seis bibliotecas en centros penitenciarios con mujeres, quienes tendrán a su alcance literatura que les permita conocer otras realidades y hacer más productivo su encierro.

La Secretaria de Seguridad, Maribel Cervantes Guerrero, subrayó que este programa es una herramienta más que la administración estatal brinda a las reclusas para que tengan una reinserción social más exitosa y puedan encarar los desafíos que implica salir de prisión.

«Ser libre con los libros» busca justamente eso, que sea una herramienta más de acompañamiento y apoyo a las mujeres cuando están dentro de nuestro sistema penitenciario, pero más aún, cuando obtengan su libertad, que podamos hacer un verdadero acompañamiento y apoyo.

“El objetivo final es la reinserción social y que podamos ir avanzando porque eso también tiene mucho que ver con la reconstrucción del tejido social. Como todos sabemos, leer siempre nos va a ayudar a tener otra visión, mucha más información, incluso, a tener más desenvolvimiento, ser más seguros, más seguras, en este caso», externó.

Para la funcionaria, la posibilidad de contar con bibliotecas en los reclusorios con población femenil es un paso hacia adelante en el proceso de la reinserción social, y mencionó que debido a la importancia de este proyecto, en él también participan las Secretarías de Desarrollo Social y del Trabajo, el Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (Cemybs) y las Fundaciones Porrúa y Rebeca Lan.

Explicó que hasta el próximo 5 de septiembre, por cada libro que sea adquirido en las librerías Porrúa, esta editorial aportará uno más, mientras que las personas que deseen donar alguno o varios  ejemplares, lo podrán hacer en los centros de acopio que estarán en las sucursales de Porrúa, en las oficinas y delegaciones en el Valle de México y Toluca del Consejo Estatal de la Mujer, así como en los C5 de Ecatepec y Toluca.

«Por cada libro que uno compre en las librerías Porrúa, y aquí hacemos una invitación a que todos vayamos a comprar libros, porque por cada libro que se compre, la librería va a comprar otro libro y esos libros van a ir a las bibliotecas, que por lo menos queremos poner seis bibliotecas en los centros penitenciarios, pero además, si hay personas que quieran donar un libro o libros en general, también lo pueden hacer», señaló Maribel Cervantes.