Pagina web

REFLEXIONA ESPECIALISTA SOBRE LAS ELECCIONES Y LA PANDEMIA DEL COVID-19 EN PROGRAMA DEL IEEM

Ante el complejo panorama que se vive por la pandemia del Covid-19, los países han adoptado diferentes opciones para hacer frente a sus procesos electorales, entre las que destacan realizarlo, suspenderlo indefinidamente, implementar reformas electorales que cambien su régimen, es decir, ir buscando opciones como el voto electrónico; así como adaptar su sistema al nuevo contexto, explicó Gerardo de Icaza Hernández, Director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral, de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Durante su participación en el programa Detrás de tu voto, del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), acerca de ¿cuántas elecciones a nivel mundial han tenido que mover su fecha?, De Icaza respondió: “Más de 60 países han decidido posponer su elección, lo cual no es tan problemático siempre y cuando exista una fecha que no se aleje tanto de la original, que no genere demasiadas disrupciones políticas y jurídicas de extensiones arbitrarias de mandatos”.

Agregó que, que es mejor que la elección se lleve a cabo cuando la curva ya no está en una tendencia ascendente, ejemplo de ello es Corea, cuyas votaciones realizadas en esta pandemia han sido de las más exitosas tanto a nivel electoral como de salud pública.

“En tanto en Surinam, no suspendieron el proceso electoral, el día de la elección en dicho país solo había un caso confirmado y unas semanas después, sin duda fruto de la jornada, había más de 200 contagios. En el caso de República Dominicana llevaban alrededor de dos meses teniendo la curva estable en un promedio de 500 contagios por día, pero, a las dos semanas de la elección subió a 1400”, mencionó.

De tal forma que, derivado de los escenarios anteriores la OEA decidió desarrollar una guía para implementar medidas que puedan mitigar los contagios sin tener que escoger entre la salud y la democracia, sino tener un proceso electoral que sea lo más seguro posible, la cual se realizó con la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud.

“Esta guía se divide en varios capítulos que van desde la organización, la tecnología, la participación e inclusión de la ciudadanía, las campañas electorales, la comunicación, la conformación de los padrones electorales, el registro de candidaturas, sobre los partidos políticos, todo lo que tiene que ver con la jornada, y sobre justicia electoral”, explicó.

Para cada una de estas etapas, ahondó, se desarrollaron una serie de medidas que pueden ser adoptadas por la autoridad electoral para mitigar los riesgos de contagio, con el fin de que se garantice el derecho al voto, sin poner en riesgo la vida de las personas.