Mucho se ha oído decir que cuando una persona está infectada con coronavirus no debe vacunarse; sin embargo, de acuerdo al titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Samuel Ponce de León, si las personas recientemente han desarrollado la enfermedad de Covid-19, únicamente deben de esperar a que desaparezcan los síntomas para aplicarse cualquiera de las tres dosis en el esquema de vacunación.


Fue a través de la Gaceta de la UNAM, donde el especialista sugirió que quienes se infectaron con el virus SARS-CoV-2 en esta nueva ola de contagio, y tienen incompleto su esquema de inoculación, deben de aplicarse la vacuna en cuanto sea posible, ya que no existe una contraindicación “en relación con ninguna fecha”.

En su opinión, no existe “un lapso rígido que se deba cumplir”, además de que “no es de utilidad” esperar 30, 60 o 90 días entre el contagio y la vacunación como mucho se ha dicho.


Si ya desaparecieron los síntomas de Covid, en ese momento ya pueden recibir su segunda dosis, esquema inicial o refuerzo. Y sí, se deben vacunar con algún refuerzo porque esto mejorará su sistema inmunológico”, argumentó Ponce de León en un video.

Por otra parte, el también coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS), señaló que quienes padecieron coronavirus y tengan el esquema completo de vacunación, deben ponerse la vacuna de refuerzo y la de la influenza porque así mejorarán su estado inmunológico “quizás con una mayor eficacia que haber tenido Covid”.
Sobre el tema de la vacunación antiCovid, expuso que la eficacia del biológico puede beneficiar más al sistema inmunológico, que el haberse recuperado recientemente y advirtió que quienes no tienen ni una vacuna o cuentan con un esquema incompleto, corren mayor riesgo de pasar una enfermedad con más síntomas, con más complicaciones, incluso con mayor gravedad y pueden requerir de atención hospitalaria.

A su vez, el titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la UNAM enfatizó que, si no fuera por las vacunas, en esta cuarta ola de Covid-19, los nosocomios se saturarían en los próximos días y los decesos aumentarían.

“Tendríamos una situación mucho más comprometida en la demanda hospitalaria y con un incremento significativo, ya ahora, en la mortalidad”, refirió, luego de añadir que espera que sean menos a los ocurridos en las olas pasadas; no obstante, dijo que eso se sabrá hasta que se disponga de los datos.

Finalmente, aclaró que con el paso del tiempo la interacción del virus seguirá modificándose y nuestra especie continuará mejorando su inmunidad en general; esto logrará establecer un nivel de contagios estable o un “patrón endémico”, con incrementos exclusivamente en algún periodo del año, quizá en invierno, mismo en el que serán necesarios los refuerzos o nuevos esquemas de vacunación periódicamente.


La interacción entre el virus con la especie generará una inmunidad en general que establecerá un nivel de contagios estable, lo que conocemos como un patrón endémico”, argumentó respecto a su perspectiva del comportamiento de la pandemia.